Padulcofrade.com  

Pregón pronunciado por Don Antonio Villena Villena
Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor
Año 1992

ORDEN DE SALIDA EN PROCESIÓN POR LAS CALLES PADULEÑAS, SEGÚN ITINERARIO ESTABLECIDO POR LA ASOCIACION DE COFRADIAS.

ORACIÓN DEL HUERTO, CRISTO DE LA FLAGELACIÓN (los Sayones), LA VERÓNICA, NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO, SEÑOR DE LAS TRES CAlDAS, EL CRUCIFICADO, LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS, LOS NICODEMUS (portan a Jesús descendido de la cruz), LA VIRGEN MARÍA; Le acompañan LAS TRES MARÍAS (van tras ella), HERMANDAD DEL SANTO SEPULCRO; Esta hermandad va escoltada por delante por una DECURIA ROMANA, al mando de su decurión, formada por legionarios romanos que desfilan marcialmente (causan gran admiración entre los que los observan) A continuación procesiona la Cofradía del Discípulo Amado SAN JUAN; VIRGEN DE LOS DOLORES; por último procesiona LA CRUZ que nos deja una sensación de soledad y de reflexión.

INTRODUCCION

Dentro de unos días celebramos los actos litúrgicos y religiosos de nuestra Semana Grande, la Semana Santa Paduleña, que con tanta fe e ilusión todos esperamos y con tanta dedicación y esmero, todos los cofrades preparamos.

La exaltación religiosa, moral y ética de un pueblo, que a veces es incomprendido por algunos hechos aislados, pero que siempre, a través de su historia, ha estado, como una piña unido para que su espinita religiosa y de fe se demuestre en tomo a su Iglesia y lo que ella representa públicamente.

Por todo esto puedo afirmar y afirmo, que no se conoce a Padul si no se conoce su Semana Santa, que es la cosecha espiritual de la Primavera Paduleña, donde todos los trabajos, esfuerzos y celebraciones saben a la blanca - amarillenta luz de los faroles reflejados en las blancas y castizas paredes de las vetustas casas de sus angostas calles.

Haría falta un MURILLO, un Velásquez o un TIZIANO, para que en sus lienzos captasen tanta belleza y un poeta como Juan Ramón Jiménez, buscador de la belleza absoluta, para que lo describiese.

Organizar un desfile procesional de la magnitud del que aquí organizamos, es una tarea ardua y complicada, hay que dedicarle muchas horas, esfuerzos y sacrificio. Nuestra fe, la Iglesia y Padul se la merecen.

El origen de la Semana Santa hay que investigarlo y buscarlo en los siglos pasados. En la época de Juan Martínez Montañés, José de Mora, Pedro de Mena, Salcillo, etc. Existían extraordinarias escuelas taller dirigidos por estos grandes maestros escultores, imagineros, desde donde salían excelentes imágenes que procesionaban causando la admiración de las gentes que las veía.

La Semana Santa Sevillana, la de Málaga y la de Granada, entre otras, confirman mi afirmación.

En nuestro pueblo de El Padul tuvo un gran auge en los tiempos del cura párroco D. Adrián López Iriarte, que tite el impulsor de la Semana Santa Paduleña y un gran entusiasta de la misma.

Era admirable contemplar la procesión del Viernes Santo con sus imágenes y sus penitentes "coloraos" con su cruz acuestas, algunos descalzos otros con gruesas cadenas en los pies y cinturones de esparto todos ellos; los penitentes negros y los que acompañaban a la Hermandad del Señor, con hábito verde y capa blanca. Su silencio, su penitencia y su espiritualidad daban testimonio de la religiosidad de un pueblo. Esta Hermandad del Señor, la del Santo Sepulcro o Entierro de Cristo podemos afirmar y afirmamos, lo hemos comprobado personalmente por una inscripción que ya existe en el cetro de plata, que ya existía en el año del Señor de 1666 y es tradición que todas las parejas de novios que se casen, automáticamente eran inscritos como cofrades y por tanto miembros de la Hermandad.

A partir de los años sesenta del siglo pasado hasta nuestros días, todos los cofrades se han ido perfeccionando y por consiguiente, contribuyendo, con sus nuevos tronos portados por costaleros y nuevos hábitos de penitente, nuevos alumbrados, etc, etc. a que la Semana Santa Paduleña alcance cotas muy elevadas, siendo muy admirada y estimada por todas las gentes que nos visitan.

Desde pequeños todos los paduleños llevan nuestra Semana Grande metida en nuestro corazón. Los niños sueñan con ser penitentes, costaleros o soldados romanos y las niñas con ser Verónicas, Vírgenes, Mañas o ir de mantillas acompañando a alguna imagen.


ORDEN DE SALIDA

LA ORACIÓN DEL HUERTO DE LOS OLIVOS

Viernes Santo, 9 de la noche, comienza el desfile procesional. El Ángel con el Cáliz de amargura. Cristo, solitario, pensativo, triste, silencioso, sufriendo intensamente en su corazón con ese inmenso dolor espiritual.

¿Cuántas veces en algunas ocasiones de nuestras vida no nos hemos visto nosotros solitarios, aguantándonos nuestros sufrimientos espirituales o materiales, con nuestro corazón partido de dolor sin encontrar un alma caritativa que ni nos consuele ni nos comprenda. Así estaba Cristo en Getsemaní.
Reflexionemos.


LA FLAGELACION

En este paso vemos al Inocente, calumniado, flagelado, coronado de espinas, abofeteado.

Es la representación del dolor físico. ¿Cuántas veces nosotros mismos, criaturas de Dios, no nos hemos visto perseguidos, injuriados, maltratados, por motivos políticos, de raza, religión, envidia, odio, etc.

Pensemos en Cristo y él nos confortará.

LA VERONICA

¡Que gran satisfacción es que haya alguna persona amable, caritativa, que esté dispuesta, desinteresadamente, a ayudar a los demás, sin pedirte nada a cambio!.
¡Que nobleza, que grandeza de espíritu la de esta figura que en la VÍA DOLOROSA o Calle de la AMARGURA de Jerusalén en un día de primavera, ayudó al INOCENTE limpiando su rostro de sudor y sangre!
Hoy, actualmente, hacen falta muchas VERÓNICAS.

EL NAZARENO

Cristo camina con su pesada cruz por la angosta y empinada cuesta hacia el Gólgota (monte de la Calavera), lleva un paso cansino, agotado, va humillado, burlado, abofeteado, calumniado, aunque era alto y fuerte estaba extenuado de tanto surtimiento. Va camino de la Redención.

Esta cofradía esta dirigida, en su mayoría, por los señores Oficiales de Prisiones, estos en sus respectivos centros saben, mejor que nadie, del dolor y la soledad que padecen los internos. Estos también tienen la oportunidad de redimirse y rehabilitarse.

Pasa la imagen a paso rítmico de sus costaleros, en su estación de Penitencia.

EL SEÑOR DE LAS TRES CAIDAS

Cristo marcha fatigado, esta al borde de la extenuación, cargado con el pesado madero. La imagen NOS MIRA, con esa mirada penetrante, interrogativa. de mensaje. La carga, la cruz cada vez se hace más pesada, pero Cristo no se queja, se cae, se levanta, vuelve a caer, vuelve a levantarse, camina de nuevo rumbo al Calvario.

Cae por tercera vez agotado. Surge la figura de Simón el de Cirene (el Cirineo). Carga con la Cruz. El Gólgota está más cerca. ¡Que gran humanidad la de las personas que ayudan a sus semejantes, en horas difíciles!
Es la Cofradía de los Industriales. Pasa la imagen, en su trono, sobre una alfombra de claveles rojos, tal vez simbolizando el sacrificio de los cofrades al montar y mantener sus industrias y sus puestos de trabajo.

EL CRUCIFICADO

La pena de muerte en la cruz era horrorosa, terrible, inhumana. Hasta los más crueles malhechores a temían. La lluvia, el sol, el viento, el frío, la sed, la angustia bronquial, la asfixia, y el paro cardiaco acababan con el reo. Los romanos la utilizaban y la aplicaban con frecuencia. No tenían respeto a la vida, el individuo estaba a merced del Estado. En tiempos de la rebelión de Espartaco murieron crucificados más de 6.000 esclavos.

Esta cofradía hace su paso procesional a hombros de los disciplinados costaleros, invitándonos a la penitencia, al perdón y a la esperanza como Jesús de Nazaret hizo en el Monte Calvario, con el buen ladrón Dimas cuando le dijo:

"En verdad, en verdad te digo que desde hoy estarás conmigo en el Paraíso". REFLEXIONEMOS.

LA VIRGEN DE LAS ANGUSTIAS

Una MADRE es un DON muy preciado con que Dios ha obsequiado a los hombres. Es insustituible.

¡Que dolor que angustia representa la imagen de la Virgen, una mujer joven (tendría aproximadamente, en el año 33 de nuestra era, reinando el emperador Tiberio, hijo de Livia y ahijado del Emperador Octavio Cesar Augusto, miembro de la familia Claudio Julia sobre unos 48 años)

Pasa la Virgen de las Angustias con su hijo en brazos, muerto por el odio y la incomprensión de su propio pueblo, siendo INOCENTE de los delitos que le imputaban.

No hay palabras para describir el dolor de una Madre con su hijo en brazos, ejecutado injustamente por querer un mundo mejor y salvar espiritualmente a los demás.

Pensemos en esas madres que perdieron a sus hijos, victimas de las maldades humanas, injusticias y estructuras sociales. ES MOTIVO DE GRAN REFLEXION.

EL SEÑOR DE LA SÁBANA (NICODEMUS)

Jesús de Nazaret es descendido de la Cruz. Es llevado al Sepulcro, cuatro fornidos hombres lo transportan, serios, silenciosos, respetuosos.

Es admirable observar como estos hombres a través de todo el recorrido profesional, sin apenas descanso, llevan el cuerpo yacente de Cristo.

Su fe y su amor a lo que representan los mantiene firmes y Viertes en su cometido. Es una tradición familiar heredada de padres a hijos.

LA VIRGEN Y LAS TRES MARÍAS

Camino del Sepulcro la Madre va tras el cuerpo muerto de su hijo yacente, traspasada de dolor, pero camina firme, silenciosa, recogida y pensativa. Le acompañan en su pena María Magdalena, María la de Cleofás y María la hermana de Lázaro. Tres mujeres, sin contar a su madre siguieron a Cristo, a su cuerpo sin vida para darle cristiana sepultura, tal vez sin comprender como una persona buena y honrada había sido ejecutada por defender una doctrina, unas ideas.

En la procesión la Virgen María y las tres Marías, como imágenes vivientes, son representadas y simbolizadas por las jóvenes paduleñas, que ya al nacer son apuntadas por sus madres para salir en el desfile profesional cuando sean mayores (15 - 18 años).

Forman parte de la juventud femenina, que con su belleza, seriedad y saber estar, manifiestan su responsabilidad y solidaridad en este acto religioso cumpliendo muy dignamente con su misión de representar el sentimiento de una madre que ha perdido a su hijo y a unas mujeres que moral, espiritual y físicamente estaban consolando a su amiga la Virgen María.

LA HERMANDAD DEL SENOR. "EL SANTO SEPULCRO"

Es la más antigua de todas, como ya apuntaba antes, ya existía en el año
1.666.

Escoltado por los legionarios romanos de Poncio Pilato, Gobernador de Judea en tiempos del Emperador Tiberio, en el año 33 de nuestra Era, con su paso firme, militar, disciplinado y marcial, pasa el Sepulcro con el cuerpo de Cristo muerto, metido en una urna de cristal, en estación de Penitencia., silencioso, místico, espiritual, recordando que ya había cumplido su misión de redimir al género humano que se había apartado por sus pecados, del camino de la salvación.

LOS SOLDADOS ROMANOS

¿Qué joven Paduleño no ha soñado y deseado alguna vez ser soldado romano?. Pienso que todos.

Aquí, en El Padul, en la noche del Viernes Santo, dando escolta al Santo Sepulcro, desfila una Decuria al mando de un Decurión (nosotros tradicionalmente le llamamos "El Cabo de los Soldados Romanos", que es el encargado de preparar e instruir a los soldados para el desfile).

Es una representación de la juventud masculina Paduleña, fuerte, disciplinada, arrogante, seda, altiva, valiente, que acompaña abriendo marcialmente paso con sus lanzas, al Santo Entierro.

Permítanme que a estos jóvenes, que también realizan su papel, los compare con aquellos soldados de las legiones de Germánico, hermano del emperador Claudio y padre del emperador Calígula, en su valor y fortaleza, siempre triunfante.

SAN JUAN

Desde que era niño me gustaba ver la Cofradía de San Juan, me "caía bien" por ¡o muy arreglada que desfilaba.

Su trono fue de los primeros que se hicieron. La gente comentaba, lo he oído muchas veces, desde mi más tierna infancia, que era la "cofradía de los pobres". Francamente no lo entendía. Una imagen tan magníficamente atendida, arreglada en su trono acompañada en aquellos tiempos por una banda de música como era la de la antigua policía armada, no podía ser de los pobres, sino de "los Ricos", con R mayúscula de los ricos de espíritu, de los ricos en la fe, de los ricos en la buena voluntad. Todos los cofrades, orgullosos de su paso procesional caminan, orgullosos acompañando a San Juan, el discípulo amado, fiel a su amigo y maestro que continuó predicando su doctrina y dio su vida por enseñarla a todas las gentes de buena voluntad.

LA VIRGEN DE LOS DOLORES

Detrás del Discípulo Amado, del amigo leal, transido de dolor, procesiona, abolida por el sufrimiento de una Madre, que ha enterrado a su Hijo. La Virgen va silenciosa, meditabunda, amargada, llorosa, y plena de esperanza porque en lo más profundo de su ser, Ella sabe que el Sacrificio de su hijo no será inútil, sino inmenso de vida.

La Virgen en su caminar no va sola, va muy bien acompañada y comprendida por las mujeres paduleñas y de otros lugares, que comparten su dolor, su pena y se refugian en la Madre de Dios para que a su vez les ayude y las consuele por la pérdida de su hijo con la esperanza de que están en el Cielo compartiendo la Gloria de su Hijo.

LA CRUZ SOLITARIA

Y por último, en su desfile procesional, pasa la Santa Cruz, solitaria, con su sobriedad, pero con una simbología espiritual grandiosa, inmensa. Es la señal del Cristiano, de los seguidores de Cristo, que con especial interés creemos y compartimos su pasión y damos testimonio de su obra redentora.

LA MUJER PADULEÑA

He querido hacer una mención especial del papel que hace la mujer Paduleña en los desfiles procesionales y en cuantos actos litúrgicos y religiosos se celebran en la Semana Santa. Sin ellas no seria posible su realización.

Cuando en mis años de estudiante mi profesor de Historia me explicaba, la elegancia, la belleza, la escultura, la dignidad y el estilo de la Dama de Elche, escultura representativa de la mujer ibérica, vestida con el atavío de una diosa o reina, inmediatamente me vino a mi cerebro la imagen perfecta de la elegancia, el garbo, el estilo y la belleza de la MUJER PADULEÑA, que con su teja, su mantilla, su vestido de color negro, su collar y su porte, desfila acompañando a su cofradía, en esa noche primaveral, a la luz de las estrellas, brillando con su luz propia.

Por lo anteriormente expuesto podemos decir y decimos, con alegría y orgullosos, que las mujeres de mi pueblo son más "bonicas" y elegantes que la Dama de Elche y la de Baza juntas.

Por esto es comprensible que en nuestro pueblo haya tan pocas solteras y las que quedan ya vendrán aquí cerca del altar mayor donde termino de pronunciar este pregón.

Muchas gracias.

Volver al inicio


Volver al inicio
Inicio

Página anterior
Página anterior

Descargar en formato zip

Subir