Padulcofrade.com  

Pregón pronunciado por Don Antonio Manuel Santiago Berdugo
Centro Cultural Federico García Lorca
21 de marzo de 2015

¡Hosanna al Hijo de David!
¡Bendito el que viene en nombre del Señor!
¡Hosanna en las alturas!

Cómo arrecia este viento, quiere empujarme a morir.
No seré como hoja seca, mi otoño será vivir.
Siento que llega la hora, mis labios deben callar.
Solo hablaré con mi cuerpo, quien mire comprenderá.
En esta noche de olivos, desierto de soledad.
Solo una cosa te pido, se cumpla tu voluntad.

Nada te turbe.
Nada te espante
Todo se pasa
Dios no se muda La paciencia
Todo lo alcanza
Quien a Dios tiene
Nada le falta
Solo Dios basta.

Vuestra soy, para vos nací.

¿Qué mandas hacer de mí?

“PADRE PERDONALOS PORQUE NO SABEN LO QUE HACEN”

No me mueve. Mi Dios, para quererte
El cielo que me tienes prometido.
Ni me mueve el infierno tan temido
Para dejar por ello de ofenderte.
Tú me mueves, Señor, muéveme el verte,
Clavado en esa cruz y escarnecido,
Muéveme ver tu cuerpo tan herido,
Muéveme tus afrentas y tu muerte.
Tú me llamas a tu amor de tal manera
Que aunque no hubiera cielo yo te amara
Y aunque no hubiera infierno te temiera.
No me tienes que dar porque te quiera,
Porque en cuanto yo espero no esperara
Lo mismo que te quiero te quisiera.

Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh, buen Jesús!, óyeme.

“NUNCA TUVO LA TIERRA AL SOL TAN ADENTRO”

¡¡¡IGLESIA SOY YO!!!

He dicho.

Volver al inicio


Volver al inicio
Inicio

Página anterior
Página anterior

Descargar en formato zip

Subir