Página de Inicio | Favoritos | Consultas | Contactar | Libro de Visitas | Tablón | Foro | Aviso Legal | Línea Editorial | Privacidad ]
Ir a la página principalImprimir esta página

CRISTO DE LA SÁBANA Y PASOS VIVIENTES

"Seguíale gran muchedumbre de pueblo, y de mujeres, las cuales se deshacian en llantos, y le plañían".

"Pero Jesús vuelto a ellas, les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí; llorarad por vosotras mismas y por vuestros hijos".

S. Lucas XXIII, 27-28

"Vino también Nicodemo, aquel mismo que en otra ocasión había ido de noche a encontrar a Jesús, trayendo consigo una confección de mirra, y aloe, cosa de cien libras".

S. Juan XIX, 39

"Manda , pues, se guarde el sepulcro hasta el tercer día; porque no vayan quizás de noche sus discípulos y lo hurten, y digan a la plebe: Ha resucitado de entre los muertos; y sea el prostrer engaño más pernicioso que el primero".

"Respondióles Pilato: Ahí tenéis la guardia: Id y ponedla como os parezca".

S. Mateo XVII, 64-65

Cofradía de la Santísima Virgen de las Angustias

Padul muestra a propios y extraños su particular visión de la Semana Santa. Catequesis andante y plasticidad que toca todos los sentidos. No por mucho repetirlo, día tras día, año tras año, pierde vigencia lo que todo el mundo sabe: la Semana Santa que se vive en Padul, desde el primer cuarto del siglo XX es diferente a las que se viven en otros rincones de la cristiandad.

La mezcolanza de pasos de talla con pasos vivientes, con el grado de armonía y amor a la tradición con que se ejecuta, viene a reforzar la creencia popular...

Existe uno de esos pasos vivientes. Paso que no por visto en infinidad de ocasiones, es menos importante, a pesar de su humildad y aparente falta de ornamentos. Es el Santísimo Cristo Yacente, popularmente conocido como Cristo de la Sábana... Lo que no lleva en ricas maderas, oro o plata, lo sella en simbología.

Imagen de un Cristo Yacente, de autor desconocido, realizada con pan de maíz, cuya manufactura se encargó en México por una piadosa familia afincada en Padul, la cual tenía relaciones comerciales con ese país.

La imagen es portada en una sencilla parihuela por cuatro personas, vestidas con túnicas moradas, bonete y fajín blanco, llamadas por el pueblo "Los Nicodemus", tomando su nombre de aquel que amó y siguió al Maestro y ofreció, sin dudarlo, el sepulcro que había hecho excavar para él mismo para enterrar a Jesús.

Esa imagen es seguida por María, con la mirada clavada en el hijo amado. La Madre Dolorosa que, con el corazón transido por el dolor, contempla el cuerpo inerte de su hijo siendo llevado hasta la que habría de ser su última morada en la tierra. Tras ella caminan, silentes, "Las Tres Marías": María Magdalena, María Salomé y María de Cleofás. Acompañan a la madre de Jesús en su dolor y serán las que le brindarán consuelo.

Extrapolando significados, todos somos un poco como aquel hombre justo que, sin temor a represalias, ofreció su propio lugar de descanso eterno para que fuese el Rabí quien descansase en él. Todos cumplimos con ese cometido cada vez que acompañamos a un amigo o familiar hasta el camposanto, emulando el papel jugado por los hombres y mujeres que hicieron lo mismo con Jesús. Todos nos apiadamos de la MADRE, con mayúsculas, en la figura de los deudos a los que consolamos. Por eso y justamente por eso no pierde vigencia la imagen del Cristo Yacente, del Cristo camino del sepulcro portado por "Los Nicodemus". Nosotros lo rememoramos cada vez que actuamos como lo hicieron los discípulos y seguidores del Maestro.

Pero como Él mismo dijo replicando a quienes le interrogaban diciendo: "Ya que haces estas cosas, ¿qué señal nos muestras? Jesús respondió y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré."

Nosotros contemplando el paso del Santísimo Cristo Yacente, y su cortejo de piadosas mujeres, creemos firmemente en la promesa que nos dejó y que, como Él, seremos partícipes de la resurrección.

Francisco Molina Muñoz
Padul, Cuaresma 2019

Fotos:
© Padul Cofrade. Todos los derechos reservados
Optimizado para ser visionado con I. Explorer 5.0 o superior y resolución de pantalla de 1024 x 768 píxeles
© padulcofrade.com 2001 . Todos los derechos reservados